Estación de AVE en Loja

Integración, sostenibilidad, mímesis y significación.

Este proyecto, desarrollado por Opta Arquitectura, en colaboración con Ingennya para ADIF, está muy marcado por los requerimientos climáticos, topográficos y paisajísticos de su enclave. Localizado en una zona de clima extremo, a media ladera en una zona de gran pendiente, las vías se sitúan en una cota superior a la recepción de viajeros. A través de una cubierta que se va replegando sobre sí misma y jerarquizando los flujos de viajeros y usuarios, se obtiene un espacio representativo, con filtraciones interior-exterior, que se adapta a las variaciones climáticas y además genera un hito representativo que sitúa la estación en el horizonte.